Ventajas y desventajas de viajar en Tours Guiados

Ventajas y desventajas de viajar en Tours Guiados

Existen muchas formas de viajar; se puede viajar solo o acompañado, sin planeación o con una minuciosa logística, se puede viajar austero o despilfarrando. Todas estas formas de viajar tienen sus ventajas y desventajas. En este artículo quiero platicarte de cuatro ventajas y tres desventajas de una modalidad de turismo que no muchos conocen, la de los tours guiados o circuitos de varios días.

 

Breve introducción a los Tours Guiados

Para los que no los conocen, un tour guiado o circuito, significa comprar un paquete en donde una empresa te dará un paseo varios días por una zona del mundo. Estos paquetes existen en un infinito rango de precios, duración, y cosas que incluyen. Pero algunos aspectos principales es que:

  • 1) Viajarás con otros turistas.
  • 2) Te acompañará un guía experimentado que te hablará de lo que irás viendo.
  • 3) Están planeados para que conozcas los sitios más representativos de cada lugar.
  • 4) Incluyen transporte, entradas a ciertos sitios y alojamiento.

 

Ventajas:

 

1- Comodidad

Viajar en un Tour Guiado yo lo relaciono a la atracción de Disney «It’s a Small World». Me refiero a que te encontrarás haciendo un circuito cuidadosamente planeado, que te mostrará lo mejor de cada lugar. Lo unico que tienes que hacer es sentarte, relajarte y apreciar las vistas.

Por lo general los circuitos, te llevarán en un camión panorámico por las mejores escenas del lugar al que visites y harán paradas para recorrer a pie zonas de interés con el acompañamiento de un guía que te platicará de historia y costumbres locales, te recomendará sitios que conocer y depués tendrás tiempo libre para elegir qué más quieres hacer.  Después de conocer varios lugarles en un solo día, el camión te llevará de vuelta al hotel para dormir y se repite todo al día siguiente. Esto sin que en ningún momento te tengas que preocupar de que se te escape un lugar importante, cómo vas a transportarte, o dónde comprar las entradas a cierto lugar que quieras visitar.

 

2- Relación precio-calidad

Un tour guiado te asegura que obtendrás una gran recuperación de tu inversión, por el simple hecho de que vas en un grupo de aproximadamente 30 personas, por lo que la empresa reserva al mayoreo los hoteles, los camiones, boletos de entrada a sitios de interés, museos, etc. Por ejemplo, en el 2019 viajé en un tour con mi novia que nos llevó durante 17 días a Francia, Andorra y España, por el mismo precio que costaría ir una semana a Disney de Orlando Florida. Sorprendente.

Esta fue la ruta del tour por los tres países.

3- Apreciación de la historia y de la cultura

Si bien cualquier viajero puede informarse muy bien de los lugares que visitará, un circuito cuenta con guías altamente capacitados. En mi experiencia, estos guías son personas que viven en el lugar y les apasiona de platicarte de su cuidad. Suelen estar sumamente informados de la historia, cultura, costumbres y puntos de interés. Por lo que te platicará de cosas que no puedes encontrar en internet. Por ejemplo, durante un tour por Corea del Sur, un guía coreano nos expuso cómo es la vida en ese país; los valores, las dificultades y el ambiente laboral.

Una foto con el guía que me mostró Corea del Sur, como su nombre era difícil de pronunciar nos pidió que le llamáramos Miguel.

 

4- Conoces sitios que no conocerías de otra forma

Como comenté, las empresas de tours planean muy bien los sitios que visitarás, y cuentan con mucha experiencia gracias a la retroalimentación de los clientes. Entonces puede que te lleven a conocer un sitio que por tu parte jamás visitarías, como cuando un tour me llevó a conocer la Destilería Blair Athol en Escocia, donde descubrí mi pasión por el whisky.

Destilería Blair Athol en Escocia, con recorridos, degustaciones y tienda para comprar todas las botellas que quieras.

 

Desventajas

1- No controlas los tiempos

La mayor pérdida que se tiene que asumir al participar en un circuito, es que cedes la planeación de tu viaje. Por lo que puede pasar que llegues a algún sitio que te interese más y desees invertirle otro día, pero estás obligado a seguir el itinerario, y si el itinerario dice que al día siguiente se parte, debes aceptarlo para no perder al grupo. Siempre está la posibilidad de avisarle al guía que planeas hacer algo por tu parte, pero después deberás alcanzar al grupo por tus propios medios, lo cual no recomiendo.

Por ejemplo, en una ocasión en Inglaterra hice una breve parada en Alnwick, donde se encuentra la librería Barton Books, hogar del clásico poster rojo. Yo hubiera querido quedarme todo un día conociendo ese sitio, pero en menos de media hora tuvimos que seguir el camino, por lo que apenas alcancé a comprar un poster rojo.

Librería Barter Books en Inglaterra, hogar del poster rojo con la leyenda «keep calm and carry on»

2- Otros turistas

Este punto puede ser una desventaja o una ventaja, pues depende de cada grupo. Habrá tours en los que te encuentres con acompañantes con quienes incluso podrás entablar una amistad. Pero también habrá tours que te encuentres con personas que quizás lleguen a ser irrespetuosas o molestas. Por ejemplo, en una ocasión en Japón una pasajera no llegó al punto de reunión indicado después de que conociéramos los jardines Ritsurin en Takamatsu, por lo que los 30 viajeros estuvimos esperándola en el camión por alrededor de una hora mientras el guía trataba de localizarla. Terrible experiencia y valioso tiempo perdido.

Jardines Ritsurin en la ciudad de Takamatsu, prefectura de Kagawa, Japón.

3- Es cansado

Aquel que se inscribe a un tour guiado, debe hacerlo porque tiene el deseo de conocer la mayor cantidad posible de sitios y no tiene problema en hacerlo en un ritmo apresurado. Para que esto sea posible, muchos de los días, el guía te podría pedir que te reúnas en el lobby del hotel a las 7:00 am, para después volver al hotel quizás a las 9:00 pm. Durante el recorrido se suele caminar mucho, y por lo general tendrás que pasar horas bajo el sol y compitiendo con otros turistas para tener la mejor vista o para pasar primero. Por lo que habrá momentos en donde tus pies ya no den más, o que incluso quieras quedarte dormido durante un recorrido panorámico.

Recargado en el Puente Alejandro III, París.

Conclusión

Como pueden ver no es para todos. A algunos les parece aburrido o que te pierdes de la experiencia completa. Pero a mi parecer, simplemente se deben valorar las ventajas y desventajas de los tours guiados. Para mí y para mi forma de ser, es una excelente opción.

Y a ti, ¿qué te parecen los tours guiados? ¿Qué experiencia has tenido con estos? Los leo en los comentarios. Hasta pronto.