14 consejos y advertencias para tu viaje a China que salvarán tu vida

Templo ciudad de dios, Shangha

Templo ciudad de dios, Shanghai

En este artículo te voy a compartir lo que aprendí en mi viaje a China (muchas veces a la mala). Solo visité dos ciudades; Shanghai y Beijing (o Pekín). Así que algunos consejos podrían estar enfocados solo a estas dos ciudades principales. Aunque muchos son generales. Estos son los 14 consejos y advertencias para tu viaje a China que salvarán tu vida.

 

1.- Taxis piratas en los aeropuertos.

En el aeropuerto de Shanghai puedes tomar el metro para ir a la ciudad. Pero si llegas en la madrugada como fue nuestro caso, tienes que tomar taxi. Afuera del aeropuerto hay una fila (probablemente muy larga) para tomar los taxis oficiales. No te espantes, la fila avanza muy rápido y los taxistas de ahí están regulados. Deben de usar taxímetro. El viaje al centro de la ciudad debe de tener un costo de entre 70 y 100 RMB. El mínimo son 21 y de ahí cada kilómetro son aproximadamente 3.5 RMB.

¡CUIDADO! Hay taxistas piratas cazando turistas afuera del aeropuerto. Te dicen que para que no hagas la fila y que te cobran 300 por ejemplo. Lo cual es un chingo de dinero considerando que cada yuan equivale a 3 o hasta casi 4 pesos. En nuestro caso le regateamos hasta 200 pero no quería, en cuanto nos formamos en la fila se bajó de precio muy rápido a 200. No nos dio confianza y mejor hicimos la fila. Buena decisión. Por cierto, no hay Uber.

Taxis fuera del aeropuerto en China

Al aeropuerto o estación de trenes que llegues busca los taxis oficiales y haz fila como todos. Es lo mejor. No hay uber.

2.- No hay Internet.

Como tal vez ya sabes, el Internet en China no existe, por lo menos como tú lo conoces, es raro. Está bloqueado. No puedes acceder a Google, Facebook y las páginas que en general visitas. Toma tus precauciones. Por ejemplo, descarga una aplicación VPN para tu celular. Así donde haya WiFi podrás usar el Internet con normalidad.

Baidu, el buscador que reemplaza a Google en China.

Buscalo desde Google Chrome para que lo traduzca automáticamente y entiendas algo.

En mi caso no tenía aplicación VPN así que tuve que usar solo lo que estaba disponible. El buscador similar a Google de China se llama Baidu. Está todo en Chino simplificado, pero si lo abres en Google Chrome por ejemplo, te va a ofrecer traducir la página automáticamente. Esto te salvará la vida.

Si vas a estar varios días tal vez valga la pena invertir en un chip (SIM Card) chino para que tengas Internet en la calle. Yo desearía haberlo hecho, pero como quiera sobrevivimos.

Whatsapp si funciona, pero en China usan WeChat. No solo para comunicarse, si no que tienen todo un mundo de cosas ahí. Con decirte que hasta puedes pagar en restaurantes y comercios con WeChat. en algunos lugares no aceptaban ninguna de mis tarjetas pero si la app. Así que considera bajarla desde ahorita e investigarla a fondo para ver cómo te puede ayudar en tu viaje.

La aplicación de correo electrónico de outlook también funciona en China.

 

 

3.- Sobre los mapas.

Google maps no funciona, pero los mapas de Apple sí. En la vida normal estos mapas apestan y yo hasta los había desinstalado de mi iPhone, pero fueron mis mejores amigos en mi semana en China. Carga tu destino donde haya Wifi, toma screenshots de las direcciones y no cierres la app, aunque no tengas Internet en la calle esta seguirá funcionando.

También toma mapas físicos en el aeropuerto o estación del tren en la que llegues. Algunos traen incluso mapas del metro y con letras que sí puedes leer. Si no es así, tomale fotos al mapa del metro en cuanto veas uno en las paredes del mismo.

Mapa del metro de Shanghai

 

4.- Los chinos no pueden leer nuestras palabras.

Dirección en Chino e Inglés.

Dirección en Chino e Inglés.

Así como nosotros vemos los símbolos chinos y no vemos mas que dibujitos, ellos muchas veces no pueden leer nuestro abecedario y no se diga nuestro idioma. Es por eso que debes de llevar capturas de pantalla o impresiones de las direcciones en chino simplificado de todos los lugares que vayas a visitar. Así, aunque no puedas comunicarte con el taxista por ejemplo, puedes mostrarle la dirección para que te lleve.

Parece broma, pero a nosotros nos tocó que el taxista no pudo leer la dirección y tuvimos que buscar si la traíamos en chino en algún lugar, afortunadamente así fue. Mucho cuidado.

 

5.- Códigos QR.

Me impresionó la cantidad de cosas que tienen códigos QR en China, sobre todo la publicidad. En mi pedazo del mundo no es así. Si quisieras información sobre algo que no puedes leer, puedes escanear el código con tu smartphone (Necesitaras una app que haga esta función) y obtener la información de Internet y si tienes suerte tu navegador lo traducirá para ti. Supongo que es obvio pero mencionaré que necesitas conexión a Internet para esto. Así que si compraste una SIM china para andar conectado en tu viaje, ya la hiciste 😀

Anuncios en China

 

6.- Los chinos son muy mal educados.

Esto ya lo habrás escuchado tal vez y es bastante cierto. Los chinos son culeros. Claro que no podemos generalizar como en ningún otro país. Pero sí es una tendencia bastante notable.

Estás haciendo fila para el metro y se meten adelante de ti y les vale madres. Vas caminado en la calle y chocan contigo, no se disculpan y les vale madres. Mucha gente (neta mucha) en Shanghai usa sus motonetas (scooters) sobre la banqueta. Esto es un gran problema porque en primera, casi todos son eléctricos (eso está padre) y no los escuchas venir, así que a veces están pegados a ti y no te das cuenta hasta que te pitan o pasan apenas esquivándote por un lado. Es muy peligroso y adivina qué. Les vale madre. Creo que más adelante escribiré un artículo sobre esto.

En México diríamos que los chinos son nacos y ogts, aunque tengo la sospecha que más allá de ser una situación cultural, simplemente son así con los extranjeros. Pero bueno, esa es solo mi opinión. Puedo decirles que terminé bastante harto.

Dicen que los alemanes gritan mucho y su idioma es agresivo, pero junto a los chinos, los alemanes son bastante dulces. Me tocó escuchar a mucha gente hablando por teléfono y parecía que estaban peleándose con un secuestrador o algo. Alto volumen y mucha agresión aunque no entendiera una sola palabra de los que estaban diciendo.

Se que esta sección sonó a “Vamos a quejarnos de los Chinos”. Pero te lo comparto para que vayas mentalmente preparado y no termines golpeando a alguien todos los días. No quieres terminar en una cárcel China.

 

7.- Estafas maestras.

Templo del cielo, Beijing.

Templo del cielo, Beijing.

Desafortunadamente fuimos victima de estafas mientras estuvimos en China, aunque la mayoría las pudimos evitar. Aquí te van las más comunes.

  1. Los taxistas piratas afuera de los aeropuertos tratando de cobrarte dos o tres veces más de lo que es (ya lo mencionamos al principio de este artículo).
  2. Dinero falso. Los turistas somos el blanco perfecto para esta estafa. Trata de comprar en establecimientos serios para correr menos riesgos y trata de no aceptar billetes muy grandes. Si llegara a ser falso, la perdida es menor. En negocios pequeños trata de pagar justo y pedir monedas de cambio.
  3. Bicitaxis turísticos. En ciudad prohibida estábamos apurados porque el taxi nos dejó en la salida y había que llegar hasta la entrada rápido para que no cerraran las taquillas. Mientras corríamos por la banqueta una de estas personas se nos acercó en su vehículo que era como un scooter eléctrico pero de pedales con un remolque para dos personas sentadas. Lo tomamos ya que eran cómo dos kilómetros y traíamos prisa. Al final nos quiso cobrar ¡300 RMB POR PERSONA! Hazme el chingado favor. Se escudó en una tarjeta impresa que traía (en inglés) done estaban los precios de los tours. Yo le insistía en que no había sido un tour, que solo habían sido 5 minutos o menos y que se estaba pasando de lanza. Nos hicimos de gritos entre sus 5 palabras de inglés y ademanes y al final terminamos pagándole 200. Muy mal, pero además de la prisa, queríamos evitar entrar en una pelea física o que esta persona llamara a la policía y le dijera mentiras sobre nosotros y nos llevaran detenidos. A fin de cuentas él puede hablar chino con el policía y nosotros no. Perdimos esa batalla.
  4. En sitios turísticos como la plaza principal (digamos como el Zócalo en México) de Beijing (entre otros) se te pueden acercar muchachas (o incluso mujeres más maduras) que hablan inglés a hacerte la plática ¿De donde eres? (Pregunta con la que abren ellas, los vendedores y gente que quiere algo de ti, la escucharás mucho y te hartará) ¿Ya visitaron tal o cual cosa? ¿Les tomamos la foto para que salgan los dos? Es una gran estafa. Te ofrecen llevarte a pasear, a comer o a una ceremonia tradicional del té. Terminas pagando una inmensa cuenta y ellas obviamente reciben una comisión de estos lugares. Trabajan en equipos de dos. Muchas veces traen paraguas porque saben que van a estar “cazando” por un largo periodo de tiempo bajo la lluvia o el sol. A nosotros nos abordaron a hacernos la platica y nos ofrecieron llevarnos a un mercado cerca y tal vez después podríamos comer algo. Como ya habíamos leído sobre esta estafa nos fue muy claro y hasta nos dio risa.

 

8.- Movilidad y transporte.

Voy a escribir un artículo detallado sobre el tren, el metro y otras formas de transporte más adelante. Pero te dejo unos básicos.

  • Lleva la dirección de tu hotel o cualquier lugar al que vayas escrita en chino. Símbolos. Para que el taxista o a la persona que le pidas indicaciones sepa que onda.
  • El sistema de metro es muy bueno y barato en Beijing y Shanghai. En el aeropuerto puedes comprar boletos de metro por un día (18RMB) o 3 días (45RMB) aunque muchas veces no conviene. El precio de un viaje va desde 3 hasta 5 RMB depende de que tan lejos vayas. Considéralo.
  • Los trenes están en el segundo piso de las estaciones. A veces los señalamientos no son muy claros.
  • En los aeropuertos, estaciones de trenes o incluso algunos hoteles, puedes encontrar mapas de la ciudad que a veces incluyen el mapa del metro (con los nombres de las estaciones en inglés). Llévate uno o tómale una muy buena foto.
  • El metro y el tráfico en hora pico se ponen horribles. Trata de no moverte a esas horas. La cantidad de gente en el metro es equiparable a la Ciudad de México. Eres un turista, no tienes necesidad de batallar con los Godínez chinos.
  • No recomiendo que se suban a bicitaxis o cosas similares y menos en zonas turísticas. Como les platiqué, el que nos estafó se vio listo. Nos dijo que el precio eran “Teri” haciendo una seña con 3 dedos. Resultó que quería 300 y no 30. Mejor evita a estos cazadores de turistas.
  • Hay muchas empresas que ofrecen renta de bicicletas por medio de apps y escaneo de código QR. Si tienes Internet en la calle podrían ser una muy buena opción de movilidad.
Las bicicletas disponibles para renta inundan las calles de Shanghai.

Las bicicletas disponibles para renta inundan las calles de Shanghai.

9.- Double check.

Esta es una regala viajera que tenemos Corinna y yo desde este viaje. Checa todo dos veces (o más). Si te confías puedes terminar perdido en un país donde no hablas el idioma, no puedes leer nada, no tienes Internet y en el peor de los casos no traes suficiente dinero.

Si tu compañero de viaje (O tú mismo si viajas sólo) ya revisó algo, una dirección, un recorrido, un horario, una ruta, etc. Checalo tú también. Si van 3, háganlo cada quien por separado.

A nosotros nos pasó que al comprar unos boletos de tren por internet, yo le pregunté a mi novia que si X fecha estaba bien para ir y volver y me dijo que sí. Ella tenía nuestros vuelos, por eso le preguntaba. Al final los compré y ya tenía confirmación y todo cuando me dijo “¡No! ¿Pero que hiciste?” Muy alterada. Resulta que compré el boleto de tren para regresar a Shanghai (De donde salía nuestro vuelo de regreso) el mismo día que salía nuestro vuelo y por lo tanto lo íbamos a perder. A lo que yo contesté “Te pregunté que si las fechas estaban bien y me dijiste que sí”.

Pudimos a haber evitado esta lamentable situación si tan solo ella me hubiera puesto más atención o yo hubiera dicho “A ver, enséñame los vuelos de regreso”. No se confíen ni de ustedes mismos. Chequen todo dos veces o más. Aunque a veces parezca estúpido.

 

10.- La comida china no es cómo la conoces.

Pasa lo mismo que con la comida mexicana. Ves un restaurante de comida mexicana en USA o Europa y te termina sirviendo TEX-MEX o algo nada parecido a lo que tú conoces. Pasa igual con los chinos.

Encontré en un par de ocasiones cerdo agridulce parecido al pollo agridulce que estamos acostumbrados y estaba bueno, pero no era lo que esperaba. Y de ahí en fuera todo era diferente.

Mi consejo aquí es que estés abierto a probar cosas nuevas. Y aunque algunas cosas si fueron asquerosas, otras fueron muy grata sorpresa.Comida China original

Cerveza y licor Chino

Alcohol hyper barato en algún rincón de Shanghai

Mientras más te alejes de zonas turísticas más baratos encontrarás los restaurantes. Nos pasó que por ir buscando un bar que vimos en Internet nos alejamos de la zona y nos adentramos al Shanghai más regular. No podíamos más con el hambre y nos metimos al primer restaurante que encontramos. La gente estaba sorprendida de vernos por ahí. El encargado que medio hablaba inglés se portó increíble (me pareció por su actitud que no recibía muchos turistas) y hasta que acercó a platicar con nosotros en dos ocasiones. Quería saber más del mundo y de donde veníamos nosotros. Todo estaba rico. Compramos un vino que nos recomendó y una cervezota. El vino costó como 5 RMB, alrededor de 18 pesos y la cerveza cómo 15 pesos. Algo así exageradamente barato. Al final pagamos como 150 pesos mexicanos por la comida y bebida de los 2. Lamentablemente no puedo decirles ni como se llamaba ni en donde estaba ya que no podía leer nada y estábamos bastante perdidos. Ojalá mi experiencia te anime a explorar más allá de lo comercial.

Comida callejera en Beijing.

Yo probé esto, no se que es pero estaba rico (Y barato)

11.- Tiendas y recuerditos.

Tienda de souvenirs fraudulenta en China.

En esta tienda compré algo que después encontré 3 veces más barato. Y eso que tenía lo precios impresos.

Hay dos cosas que debes de saber sobre comprar cosas en China.

1.- Si estás en zonas turísticas, no confíes ni en los precios escritos. Uno piensa que es mejor comprar en esas tiendas porque no pueden jugarle al “Vamos a venderle más caro al extranjero”, pero no. Los mismos productos los vas a encontrar dos o tres veces más baratos en las tiendas que estén al final, lo mas lejos de la zona turística en la que te encuentras. Cuando vayas a comprar algo piensa que las cosas chinas son hyper baratas en México y el mundo. ¿Por qué van a costar más en China? Nos pasó con varias cosas que compramos. Un buda de madera que me ofrecían en 60 y luego me descontaron a 50 pero solo pagué 38 por que era literal todo el dinero que me quedaba, para que después lo encontrara en la ultima tienda en 10 con precio listado. Un abanico artesanal en 35 que después encontramos en 15, etc. Compara precios y compra tus cosas al final, tu bolsillo de lo agradecerá.

Tiendas chinas chidas

Aquí con mis nuevos amigos orientales.

2.- Cuando muestras interés por un artículo preguntando por su precio o acercándote. Las vendedoras te abordarán con ofertas. Si no caes, te preguntarán que cuanto quieres pagar. Son muy insistentes, créeme. Mi consejo es que del precio que ves ahí ofrezcas 5 o hasta 10 veces menos de lo que cuesta y cedas muy poco en tu oferta. Puedes conseguir un muy buen trato sobre todo si el día ha estado flojo. Recuerda que si te lo venden es porque todavía le están ganando. No te sientas mal, además recuerda que son ojetes 😉

 

12.- TODO está en chino.

Cómo ya lo mencioné en varias ocasiones, lo más probable es que no puedas leer nada por que todo está en dibujitos en lugar de letras. Además, nadie habla inglés. Y si encuentras alguien que lo hable hay una gran probabilidad de que no le entiendas ni madres. En mi experiencia, ni el empleado bilingüe del modulo de información se dio a entender. Fue un chavito de unos 16 años el que nos terminó salvando en esa ocasión.

Lleva todo en el celular, impreso, el mapa en la mano, un libro turístico como Lonely Planet o un diccionario al Chino para poderte comunicar con los locales.

De preferencia ya ten todo organizado antes de pisar el país, por que si lo quieres investigar o planear ya estando ahí, va a estar en Chino, literal (jajaja gran y acertado chiste).

 

13.- Hospedaje

Red Lantern House

Hostal Red Lantern House, en Beijing.

Seguro tienes dudas. Pero déjame decirte que sí funciona Airbnb. También hay muchos buenos hostales cómo el Red Lantern House en el que nosotros nos quedamos en Beijing. Muy céntrico, económico y bonito. Plataformas como Couchsurfing done te puedes quedar con alguien de manera gratuita también funcionan, aunque nosotros no pudimos concretar nada por ser dos personas. Si viajas sólo es más fácil que te reciban.

También puedes hacer tus reservaciones de hoteles en línea. De hecho debes de tener una reservación en algún alojamiento para poder sacar tu visa. Para esto te recomiendo páginas multihoteles como Booking.

 

 

 

 

14.- Te van a tomar fotos aunque no quieras.

 

Esto fue tal vez el fenómeno que más nos sorprendió en China. Andar paseando por la muralla China o el templo del cielo y te la gente te empiece a tomar fotos. No te preguntan, solo te toman fotos y si los cachas y los confrontas solo se van a reír y lo seguirán haciendo. Hubo gente que incluso se puso enfrente de mi bloqueando mis fotos para tomarle fotos a mi novia. Como ya dije, les vale madre. Pero esto fue bastante impresionante.

Hubo poca gente que pidió tomarse fotos con nosotros a los que amablemente les dijimos que sí y de hecho nos tomamos fotos con ellos. Nomas por lo refrescante y agradable que fue que alguien se molestara en preguntar si les dábamos permiso.

Chinos paparazziando a los turistas.

Chinos paparazziando a los turistas.

¿Por qué te toman fotos? Pues por que eres raro. Es obvio que eres un “No chino” sin importar de donde seas y eres un espécimen digno de documentar. Acostúmbrate, pon la mano en la cámara cuando quieras cual artista mamón con los paparazzis . Tómales fotos de regreso o grábalos y subelo a Internet, también es interesante como nomas por pisar un país exótico te conviertes en una celebridad. Haz lo que quieras pero no te pongas loco y los trates de golpear porque además de que te pueden meter una Kung fuchinga, podrías terminar pasando el resto de tus vacaciones en una prisión china truculenta de donde podrías no salir jamás.

Fotos con turistas en la muralla China

 

Para viajar a China necesitas una visa que es bastante fácil de sacar, checa los requisitos aquí.

Ojalá te sirvan estos consejos y si es así por favor comparte esta información con el mundo, para estar más preparados contra esta la potencia mundial creciente. ¡Hasta pronto viajeros!